Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de los hábitos de navegación. Pulsa en el botón de aceptación si quieres seguir navegando según los términos de nuestra política de cookies

Aportaciones a la Estrategia de Infancia y Adolescencia

El 15 de junio se ha entregado a la Dirección General de Infancia y Adolescencia un dossier preparado por la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de la Comunidad Valenciana, COEESCV, para contribuir con nuestras aportaciones a la Estrategia Valenciana de Infancia y Adolescencia.

En el mismo, se abordan los asuntos planteados en los seis grandes programas en los que se han estructurado los cuestionarios preparados para el proceso participativo, que ha estado abierto hasta el pasado 11 de junio. 
Las preguntas de los cuestionarios tienen que ver con el Sistema Educativo, Sistema Sanitario, Sistema de Servicios Sociales, Sistema de Protección a la Infancia y Adolescencia, además de otros bloques de prioridades para el trabajo con niños, niñas y jóvenes, como el empobrecimiento y la transmisión generacional de la pobreza, el aumento de la participación social o la prevención de la violencia contra la infancia y la adolescencia.
De todos ellos, hemos realizado un análisis exhaustivo, con la colaboración de compañeras y compañeros de profesión, conocedores de las áreas señaladas, para enriquecer con su experiencia las reflexiones entregadas en el dossier, de las que podríamos destacar la importancia de la participación de la comunidad educativa, y en especial, del alumnado, en escuelas e institutos; la necesidad de planificar acciones para que se cumpla la Agenda 2030; o la trascendencia absoluta de que exista una buena coordinación entre instituciones (Servicios Sociales, Educación, Sanidad…) y entre los diferentes agentes (docentes, sanitarios, familias, alumnado, entorno…), buscando siempre la mejora de las diversas realidades que afectan a la infancia y la adolescencia.
Y para poder realizar esa coordinación y que se pueda garantizar la calidad de los servicios prestados, es necesaria la implementación de otras figuras profesionales dentro del sistema educativo, como los y las educadoras sociales, para garantizar con ello, una acción socioeducativa que dé respuesta a las complejas realidades con las que la escuela debe trabajar, aprovechando, además, que estamos en un período en el que a nivel estatal, se está trabajando en el desarrollo de la nueva Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE) y en la Ley de Protección de la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia.
También resulta imprescindible que se detecten precozmente las situaciones de riesgo y se pueda hacer seguimiento de los casos de absentismo, las situaciones de emergencia familiar, la extrema vulnerabilidad de niños y niñas con especiales dificultades socieconómicas, y todo ello pasa por realizar un trabajo multidisciplinar, para el que resulta imprescindible contar con la Educación Social, para garantizar la protección y el desarrollo integral de la infancia a través del sistema educativo, como pilar básico del Estado de Bienestar.